Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by on Apr 19, 2018 in Health

SISTEMA SANITARIO DEL SÁHARA OCCIDENTAL

SISTEMA SANITARIO DEL SÁHARA OCCIDENTAL

Marisa Mundina – Barcelona, 19 de abril de 2018

Compilación de datos

El pueblo español tiene los brazos abiertos, pero el Gobierno no ayuda políticamente. El Gobierno español está con el Sáhara solo cuando hace campaña”. Alí Salem,. Director centro de Tifariti

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1978 en la conferencia realizada en Alma- Ata, una conferencia dedicada a la atención primaria en salud donde se define la salud como “el logro del más alto nivel de bienestar físico, mental, social y de capacidad de funcionamiento que permitan los factores sociales en los que vive inmerso el individuo y la colectividad”. También se define en esta conferencia el sistema sanitario como “un conjunto complejo de elementos interrelacionados que contribuyen a la salud en los hogares, los lugares de trabajo, los lugares públicos y las comunidades, así como en el medio ambiente físico y psicosocial, y en el sector de la salud y otros sectores afines.” Así, la función principal de un sistema sanitario es asegurar el derecho a la salud de la población, procurando que no enferme y que cuando lo haga, el paciente sea correctamente diagnosticado y tratado para mejorar el nivel sanitario de la población, y del país en general (UAM 2011).

 

Un sistema sanitario básico se rige por la relación entre un médico (oferta) y un paciente que sufre una enfermedad y que se dirige al profesional en busca de ayuda (demanda). El médico realiza su acción en respuesta a la demanda de salud del paciente y a cambio recibe un pago por sus servicios. El Gobierno, es el encargado de la regulación, es quien dicta el conjunto de normas que marcan las reglas de funcionamiento del sistema sanitario. Tales como: cuántos y dónde se deben instalar nuevos recursos o quiénes tienen derecho a qué prestaciones sanitarias. En el caso de que la regulación la realice la administración pública se expresará en forma de leyes, decretos y órdenes. Y por último está la financiación, o lo que es lo mismo, cuál es el origen de los recursos económicos dedicados a la prestación de un servicio (UAM 2011).

 

Según la OMS, a cualquier sistema sanitario que pretenda ser óptimo se le deben exigir las siguientes cualidades:

 

  • Universalidad, o cobertura total de la población sin ninguna distinción.
  • Atención integral, es decir, que l sistema sanitario debe atender no solo a la “asistencia” sino también, a la promoción, prevención, tratamiento y rehabilitación.
  • Equidad: referida a la igualdad de trato y accesibilidad a los servicios y en la igualdad de rendimiento de los servicios.
  • Eficiencia, es decir, conseguir el máximo de salud y prestaciones al coste óptimo.
  • Flexibilidad, con objeto de poder responder ágilmente a las nuevas necesidades.
  • Participación real de la población en la planificación y gestión del sistema sanitario. Las prestaciones cubiertas son responsabilidad de toda la sociedad y no sólo de los sanitarios, sobre todo en materia de atención primaria, dirigida principalemnte a la promoción y la prevención de la salud (UAM, 2011).

 

Según la financiación del modelo de salud encontramos tres tipos de modelos.

 

Modelo Liberal o privado

Es el modelo de Estados Unidos. La salud es considerada como un bien de consumo, y como tal está sometido a las leyes de la oferta y la demanda a la hora de realizar la distribución de recursos en la sociedad. El estado no protege la salud, lo que genera desigualdades en el uso de la Sanidad. Solo se ocupa en atender a grupos desfavorecidos y/o marginales sin recursos. El usuario paga directamente al proveedor, o más frecuentemente a través de compañías privadas de seguros. La regulación se limita a establecer unas condiciones para el ejercicio (licencias profesionales) y la utilización de los servicios se basa en la ley de la oferta y la demanda. Este modelo favorece la competitividad entre los diferentes proveedores para captar clientes, lo que hace que la tecnología y la investigación científico-médica avance notablemente (UAM 2011).

 

Modelo Socialista o público

Solo en Cuba y Corea del Norte. Se caracteriza por la financiación en su totalidad por presupuestos generales del Estado, basándose en la solidaridad financiera de todos los miembros de la sociedad. Existe cobertura universal y gratuita de la población. Los medios de producción son de propiedad pública y el estado se encarga de la planificación y distribución de los recursos. Entre sus ventajas están la apuesta por la medicina preventiva y la educación sanitaria para incrementar los niveles de salud en detrimento de la creación de servicios asistenciales y medicaciones costosas, lo cual redunda también negativamente en la población cuando se trata de enfermedades muy específicas o poco prevalentes (UAM 2011).

 

Modelo Mixto

Es el modelo de gran parte de los países occidentales. Se basa en la existencia de ambos modelos. La financiación de los servicios es mayoritariamente pública por vía impuestos, pero el sector privado puede participar en la financiación de aquellos servicios que se demanden directamente por los ciudadanos. La provisión de los servicios será indistintamente pública y privada, pero debe garantizarse el cumplimiento de unos parámetros de calidad asistencial adecuada. Se basa sobre todo en la potenciación de la promoción y prevención y de la atención primaria para evitar la asistencia al enfermo, más costosa (UAM 2011).

 

En el Sáhara Occidental diferenciamos política y sanitariamente tres zonas:

 

  • El Sáhara Occidental está dividido por un muro de más de 2.000 km de largo que lo divide de norte a sur. La zona al oeste del muro es el territorio ocupado militarmente por Marruecos y administrado por éste, mientras que la zona al este del muro es el territorio administrado por el Frente Polisario, la RASD.
  • La RASD, nación sin estado formada por la antigua provincia del Sáhara español que reclama su derecho a la autodeterminación, reconocida por muchos estados, pero olvidada por parte del gobierno español que no defiende este derecho, en favor de los intereses económicos y políticos que le unen con Marruecos, a pesar de haber sido durante   años, una provincia más del Estado español.
  • Los campamentos de refugiados de Tindouf, en Argelia, donde viven unos 200.000 saharauis desde hace más de 30 años, mientras esperan la resolución del conflicto.

 

Zona anexionada a Marruecos

Así, el sistema sanitario de la zona va de menos a más precario, encontrándonos en la zona anexionada a Marruecos un sistema sanitario prolongación del español y ahora del marroquí, con la precariedad de que al tratarse de zonas poco urbanas, el sistema sanitario, como es extensible al resto de Marruecos, es también más precario. El sistema sanitario marroquí es un sistema mixto, pero el AMO, comparado con el español o el europeo, es bastante deficiente. Los hospitales en las grandes ciudades son decentes, aunque no siempre todas las especialidades están disponibles.. Solo la sanidad privada es buena pero conlleva tener recursos para contratar un buen seguro médico al que muchas personas no pueden acceder y se concentra en el área de Rabat y Casablanca. En las zonas rurales, la calidad y cantidad de infraestructuras sanitarias son mucho más deficientes así como el número de camas y médicos por paciente. También existe la RAMED, que es un plan de asistencia médica que cubre a los más necesitados, similar al implantado en Estados Unidos para la población más marginal (www.expat.com/es/guia/africa/marruecos/14166-el-sistema-sanitario-en-marruecos.html).

 

Los datos del Censo de 1970, cuando el Sáhara aún era colonia española, indican que había una Jefatura del Servicio de Sanidad en El Aaiún, que organizaba la gestión sanitaria de tres áreas (Aaiún y región norte, Smara y región nordeste y Villa Cisneros y región sur), con dos hospitales (Villa Cisneros y El Aaiún), dieciséis dispensarios y tres puestos sanitarios que todavía existen bajo la administración marroquí (DÍAZ HERNÁNDEZ, DOMÍNGUEZ MUJICA, PARREÑO CASTELLANO, 2014) .

 

RASD

Un país en proceso que desea dotar a su pueblo de las infraestructuras sanitarias necesarias para poder desarrollar su nueva vida. Su sistema sanitario es público aunque bastante precario debido a la situación política en que se encuentran.

 

La construcción del Hospital de Tifariti se remonta al año 1997, cuando, después de que Koffi Annan nombrara a James Baker como su representante personal para el Sahara Occidental, este realiza una visita, el día 27 de abril, a la RASD. A partir de esta visita se establecen los Acuerdos de Houston para que el 8 de diciembre de 1998 tenga lugar el Referéndum de Autodeterminación para el Pueblo Saharaui. Se contaba que iba a ganar el Pueblo Saharaui y que la población, ahora en campos de refugiados, volvería de manera organizada a sus lugares de origen en el Sahara Occidental. Consecuentemente con esta idea, que finalmente se paralizó, aunque se siguió construyendo en el Norte de los Territorios Liberados, en Tifariti, un Hospital con una capacidad de 80 camas, dos quirófanos, paritorio, Laboratorio, Rx, Farmacia, Urgencias, y con Servicios de Hospitalización de: Medicina Interna, Cirugía general, Ginecología y Pediatría, además de un ala de servicios con Comedor, Lavandería Lencería, Almacenes y Cocina y un Edificio anexo de Consultas Externas, etc. que dé cobertura sanitaria a esta Zona, completándolo con un pequeño Hospital, a 75 Km, en Mehariza. Y más al Sur, en Miyek, otro Hospital, también de gran capacidad, para que pueda dar las mismas prestaciones a la población allí asentada. El Hospital de Tifariti, inaugurado el 10 de abril de 1999, fue posible gracias al Gobierno de Navarra que financió el proyecto de construcción y parte del equipamiento y, posteriormente, a la AECI que financió así mismo un proyecto que contemplaba el resto del equipamiento. Más cuatro centros más de salud en estos territorios liberados (Zug, Aguenit, Meheris y Bir Tigisit) con capacidades cada uno de ellos de entre 15 y 45 camas

(http://www.gloobal.net/iepala/gloobal/fichas/ficha.phpid=6546&entidad=Actividades&html=1)

 

Campamentos de refugiados de Tinduf

Según el Gobierno de Argelia, en los campos de Tinduf viven aproximadamente 165.000 personas refugiadas saharauis, pero no existe una estimación precisa de esta población.

La cooperación del pueblo español ha sido y es intensa desde que el país fue abandonado a su suerte en manos de Marruecos y Mauritania, sin recibir apoyo político español para su autodeterminación. Instituciones oficiales, partidos políticos, sindicatos, organizaciones no gubernamentales, organizaciones profesionales y asociaciones de amigos del pueblo saharaui han llevado a cabo proyectos relacionados con los Ministerios de Salud, Enseñanza y Educación, Justicia, Información, Construcción, Equipamiento, Transportes, Cultura y Deportes.

 

Los campos de refugiados saharauis de Tinduf se encuentran divididos en cuatro asentamientos, denominados wilayas, cada uno de los cuales está compuesto de varias dairas. El hospital general está situado a media distancia de cada wilaya (unos 20 km) Están atendidos por una plantilla de médicos saharauis (formados en el extranjero) y médicos cubanos. La calidad asistencial es baja, los hospitales se encuentran en muy mal estado, algunos casi en el abandono. Se trata de edificios de adobe con ventanas pequeñas sin cristales, sin luz ni agua corriente, con escasa dotación material, atendidos por un médico general o un ATS. Hay una grave escasez de instrumental y de medicamentos. Según la web de la RASD, encontramos como infraestructuras principales:

 

Hospitales centrales

 

Hospital Militar. Instalaciones aceptables. Posee quirófanos en aceptable estado que pueden ser utilizados para intervenciones de cirugía mayor.

Hospital Central de Rabuni. Instalaciones aceptables. Se envían pacientes de todas las wilayas. Posee quirófanos en aceptable estado que pueden ser utilizados para intervenciones de cirugía mayor.

 

Otros:

Hospital Bachir Saleh 150 camas

Hospital mixto Bolla 150 camas

Centro de tuberculosis 30 camas

Centro de psiquiatría 40 camas

 

Hospitales Regionales (wilaya)

 

Aaiun 50 camas

Awserd 50 camas

Smara 50 camas

Dajla 50 camas

Bujdur 30 camas

 

Hay servicios de especialidades en cada uno de esos hospitales y son: medicina interna, pediatría, ginecología, y cuentan con los departamentos de RX y laboratorio clínico. Se dotan con cuatro médicos generalistas, diez enfermeras y un alto número de personal técnico.

En cuanto a la atención primaria encontramos pequeños ambulatorios en los dairás, capaz de atender casos sencillos. Es donde se valora la derivación al hospital.

 

Nivel local (Dairas)

26 dispensarios (uno por daira)

 

En cada dispensario dos consultas son realizadas diariamente (una la mañana, y una por la tarde) siendo la media de pacientes por consulta de 40 personas.

 

Además existen numerosas organizaciones con proyectos de cooperación en el país:

Médicos del Mundo

Media luna roja saharaui

Asociación granadina de amistad con la RASD

ACNUR

 

(msprasd.org/index.php)

 

El área desértica de Tinduf se caracteriza por condiciones climáticas muy duras, con frecuentes tormentas de arena y escasos recursos alimentarios e hídricos. Los alimentos y demás productos de primera necesidad para la supervivencia de la población saharaui en los campamentos provienen sobre todo de la ayuda internacional (ARROYO-IZAGA, ANDIA MUÑOZ, DEMON, 2016).

 

Entre las enfermedades más comunes que podemos encontrar en los campamentos de refugiados están:

 

Enfermedades infantiles

La mortalidad infantil es muy elevada, de más del 50% en el 2003.

Las enfermedades principales son la diarrea en el verano, debido a la mala calidad del agua potable, e infecciones respiratorias en el invierno. Además de los efectos de la malnutrición y de la pobre calidad del agua potable, un gran número de niños tienen problemas auditivos como resultado del viento, la arena (DUKIC & THIERRY, 1998).

 

Deficiencias nutricionales

La malnutrición se ha convertido en un gran problema en los campos a lo largo de los años. Según un estudio realizado por una ONG italiana, CISP4 y por otra alemana, Medico International, las deficiencias nutricionales en los campos son causadas por la combinación de una alimentación pobre, un entorno duro, la mala calidad del agua y un sistema sanitario subdesarrollado, basado fundamentalmente en puestos sanitarios de ayuda internacional. Para contrarrestar las deficiencias nutricionales, algunos alimentos, sobre todo harina y leche son enriquecidos con vitaminas y pequeñas cantidades de otros elementos (DUKIC & THIERRY, 1998).

 

La medicina tradicional tiene también todavía mucha importancia entre la población saharaui. Así, se pueden distinguir dos tipos de medicina tradicional: una practicada por expertas y expertos, y otra de carácter familiar practicada por la mujer más anciana de cada familia y transmitida generalmente entre mujeres con el fin de tratar problemas de salud de carácter común como problemas digestivos, respiratorios y de la piel, así como otras enfermedades definidas culturalmente como eghindi y aorag. Las partes de las plantas más utilizadas entre los Saharaui son, en orden de importancia, las partes aéreas renovables y no reproductivas de las especies (hojas, ramas), las semillas, los frutos y las resinas o gomas. Estos remedios se encuentran en las familias de refugiados de forma general secos y triturados, conservados envueltos en telas o bolsas de plástico. Estos productos secos a menudo son triturados en morteros y principalmente hervidos en té o leche de camella (VOLPATO, 2008).

 

El mal de estómago, por ejemplo, se cura con dos tipos de plantas: las hojas de etal-lah y taguia, las dos se lavan y secan, luego se muelen y se les adjunta el aalik, la savia de los árboles, luego, se mezcla con agua y se da a tomar al paciente. La enfermedad de la coriza, un fuerte resfriado, se cura con leche en polvo disuelta en agua a la que se añade una planta llamada camuna, se deja hervir y el paciente debe inhalar los vapores tapándose la cabeza con un pañuelo para que las partículas benéficas no se dispersen en el aire (http://www.saharalibre.es/modules.php?name=MujeresSaharauis&op=medicina).

 

El Sáhara Occidental presenta, en la actualidad, una organización política y por tanto, sanitaria, compleja. Esperemos que en un futuro consigan establecer su propio estado y con él una mejora política, económica y sanitaria para los hijos de las nubes.

 

BIBLIOGRAFIA Y WEBGRAFIA

 

ARROYO-IZAGA, M., ANDIA MUÑOZ, V., DEMON, G. (2016) Diseño de un programa de educación nutricional destinado a mujeres saharauis residentes en los campamentos de Tinduf (Argelia). Nutr Hosp. Feb 16;33(1):25.

 

DÍAZ HERNÁNDEZ, R., DOMÍNGUEZ MUJICA, J. & PARREÑO CASTELLANO, J.M. (2014). Gestión de la población y desarrollo urbano en el sahara occidental: un análisis comparado de la colonización española (1950-1975) y de la ocupación marroquí (1975-2013). Scripta Nova: Revista electrónica de geografía y ciencias sociales, Nº. Extra 18, 493.

 

DUKIC, N. & THIERRY, A. (1998) Refugiados saharauis: la vida después de los campos. Migraciones forzosas revista, agosto, 2:18.

 

Unidad de medicina de familia y atención primaria (2011). Facultad de medicina Universidad Autónoma de Madrid. UAM.

 

VOLPATO, G. (2008) Plantas medicinales saharaui. Africa 70.

 

Consultados a 16/04/2018:

www.expat.com/es/guia/africa/marruecos/14166-el-sistema-sanitario-en-marruecos.html

 

http://www.gloobal.net/iepala/gloobal/fichas/ficha.phpid=6546&entidad=Actividades&html=1)

http://www.msprasd.org/index.php

 

http://www.saharalibre.es/modules.php?name=MujeresSaharauis&op=medicina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies